1998 – Sociedad de la información y televisión: de la consola de videojuegos a la televisión interactiva

“Sociedad de la información y televisión: de la consola de videojuegos a la televisión interactiva”  Por Diego Levis, 1998. Inédito.

Fragmentos:
‘(…) La naturaleza digital de Internet y su estructura descentralizada, le confiere una versatilidad desconocida en otros medios. La red telemática permite de este modo reunir sobre un sólo canal un medio de comunicación interpersonal equivalente en su funcionamiento al teléfono o al correo, con la difusión de contenidos desde un centro emisor hacia múltiples receptores, de un modo análogo al de las industrias editorial o audiovisual tradicionales. Pero a diferencia de los medios citados, las redes telemáticas, al convertir a todo receptor en emisor potencial, introducen un nuevo modelo de comunicación de “muchos a muchos”, que hemos definido define como “reticular” que convierte a los usuarios en el centro de la red. Se trata, en efecto, de un espacio para comunicar que “se define más por la interacción entre los usuarios que por la tecnología mediante la cual se pone en práctica” (Levis 1997b,327) (…)
Nadie quiere desaprovechar la oportunidad que brinda o, en cualquier caso, promete Internet. Para las empresas del sector de la informática representa la oportunidad para ampliar, a través del televisor, su público hacia sectores poblacionales que hasta ahora, por diferentes motivos, se han mantenido alejadas de la informática de consumo. Para las empresas electrónicas y del audiovisual el desafío es doble. Por un lado se trata de mantener su primacía en el territorio ocupado hoy en día por la televisión y por otro se encuentran ante la oportunidad de ampliar su oferta hacia nuevos servicios interactivos.
“El televisor, observa Lafrance (1996,66), es el mejor caballo de Troya para la penetración de la TVI en el mercado del amplio público” Otros autores coinciden en subrayar que las redes tendrán una repercusión mucho mayor si se las relaciona con la televisión, pues los consumidores se sienten mucho más cómodos con el televisor que ante un ordenador (Bicknell 1994, 146) La televisión no sólo está omnipresente en la casi totalidad de los hogares de los países económicamente desarrollados, sino que además sus habitantes pasan por termino medio más de tres horas frente al televisor. (…) El origen de la, en apariencia, irreversible unión entre el televisor y el ordenador se encuentra en el proceso de progresiva e intensa digitalización que han vivido, primero, las telecomunicaciones y actualmente la televisión. El uso generalizado de las tecnologías digitales en la televisión atenúa progresiva y crecientemente las diferencias entre un ordenador que pueda recibir imágenes de televisión y un televisor que tenga las capacidades interactivas de un ordenador. Una evolución que parece conducir al nacimiento de una plataforma de comunicación e información digital integral. (…)’

Lee el texto completo