2011 – La Pantalla es Ubicua

Un concepto propuesto a finales de la década de 1990

 Texto publicado originalmente en el weblog “Tecnoculturas contemporáneas” (2006-2012)

La pantalla es ubicua

Cuando hace más de diez años publiqué la primera edición de “La pantalla ubicua” (La Crujía 1999), libro basado en mi tesis doctoral, hubo quienes objetaron que el título se refiriera a una sola pantalla cuando existían muchos tipos de pantallas.
Durante el tiempo transcurrido el número de pantallas no ha dejado de aumentar. Así,  la pantalla – entendida como una característica propia de las tecnologías electrónicas que median nuestra relación con el mundo y con nuestros semejantes, nuestra experiencia vital de forma creciente desde la tímida aparición de la televisión a mediados del siglo pasado – es hoy más ubicua que entonces.

La pantalla electrónica, en tanto dispositivo de orden visivo, está presente en gran parte de nuestras actividades cotidianas. Incluso cuando no tenemos la voluntad de mirar o de utilizar una, percibimos el resplandor cercano de la pantalla. En los transportes públicos, en los comercios, en nuestros lugares de trabajo y de ocio, en la calle, en nuestros hogares la pantalla está cerca cerca nuestro. Está en nuestros bolsos y en nuestros bolsillos, en nuestras relaciones personales y en nuestros trabajos, nos indica lo que podemos hacer y lo que no podemos hacer, nos muestra lo que debemos mirar y nos oculta aquello que no alcanza o no desea mostrarnos. Es ubicua.
La pantalla ubicua. Televisores,computadoras y otras pantallas – Diego Levis, La Crujía, Buenos Aires . 2ed. actualizada y ampliada, 2009.

12 comentarios:

Liliana dijo…

…La condición de ubicuidad de las pantallas ¿Representa en general un atributo positivo, sólo en ocasiones o por el contrario esa omnipresencia puede ser hasta perjudicial porque denota la ocupación de espacios que no les corresponden y restan así visibilidad?

Si bien las clasificaciones agregan a veces mayor dificultad sin aportar nada a cambio, tal vez pueda ser de interés introducir el concepto de “ubicuidades significativas” y establecer así criterios que permitan distinguirlas de aquellas que no lo son…

Gracias

Diego LEVIS dijo…

Liliana, la pantalla, en singular, es ubicua. Esta siempre presente mediando entre el mundo sensorial y nosotros. No es una categoría ni una clasificación, no es tampoco un atributo, es una condición que los usos sociales de las tecnologías le ha otorgado. No es algo consustancial a la pantalla sino una condición adquirida. En “La pantalla ubicua” (el libro) encontrarás claves que explican el origen de este proceso.
Gracias por tu aporte.

Anónimo dijo…

Gracias Diego, lo he leído, me ha parecido interesantísimo y es por eso que me atrevo a escribir.

Es justamente esa lectura la que me inspira nuevas miradas y en ese sentido mi humilde opinión es que la pantalla se vuelve ubicua (condición? atributo?) cuando nosotros la registramos como tal.

Me puede ser indiferente y en ese caso ¿Sigue siendo ubicua? o ¿La ubicuidad (significativa) se construye a partir de la mirada del observador que podrá luego o no hacer un uso activo de esa pantalla?

Gracias

Diego LEVIS dijo…

La ubicuidad de la pantalla no desaparece aunque nos resulte indiferente su presencia y su acción. La usamos y nos usa. ¿Cómo escapar de su acción si la sociedad nos impulsa, nos obliga a utilizarla de un modo u otro? Incluso si rechazaramos ver tv, usar el celular, los cajeros automáticos, las computadoras, la presencia del lente/ojo de la cámara hace que nuestra imagen / representación aparezca en la pantalla en algún momento del día.

Anónimo dijo…

Entonces, la “pantalla” es ubicua.

Prueba de ello además de su interesante explicación, es lo que revela una noticia que leí en un periódico acerca de las cámaras de seguridad ubicadas en los espacios públicos, que al realizar un paneo por las ventanas de las casas se activa un mecanismo que nubla las imágenes.

Pareciera ser que ante la condición de ubicuidad que se nos impone casi de forma exponencial sólo resta diseñar mecanismos o hasta alguna triquiñuela para contrarrestar sus efectos adversos.

Gracias,

Anónimo dijo…

A propósito de una tragedia ocurrida en las cercanías de Jujuy, en una zona incomunicada y donde lo único ubicuo pareciera ser el dolor.

“…Todos en El Cucho reclaman hace mucho tiempo una antena. “Si nos llega una netbook (del plan Conectar Igualdad del Gobierno nacional) la guardaríamos en un baúl, la usaríamos de adorno. Porque ni capacitación tenemos”,

Diego LEVIS dijo…

para usar computadoras, televisores, celulares no se necesita una capacitación especial. Tan sólo se trata de aprender las funciones de unos pocos comandos. Por otro lado disponer o no disponer personalmente de una pantalla no modifica la presencia ubicua de la pantalla en la vida de todos nosotros, incluso sin que nos apercibamos de ello

Anónimo dijo…

…tal vez interpreté equivocadamente con anterioridad pero ¿para usar computadoras, televisores, celulares no se necesita una capacitación especial?

He leído y creo haberle escuchado enfatizar acerca de la importancia de que los docentes se capaciten (sin mencionar que esa capacitación adquiera ribetes de especial), que se contemple una adecuada planificación educativa que incluya la formación porque las computadoras solas no harán lo suyo.

¿He interpretado bien?

Gracias,
Sonia

Diego LEVIS dijo…

Una cosa son los usos cotidianos de los dispositivos electrónicos y otra diferente los usos especializados. La educación forma parte, en mi opinión, de los usos especializados, para los cuales, en efecto, es necesaria una capacitación adecuada.
Saludos

Anónimo dijo…

En momentos en los que se está llevando a cabo un Webinar 2012 cuyo tema central es el de los aprendizajes ubicuos quisiera destacar por un lado su amplio y meduloso trabajo en torno a este concepto.

Si bien desconozco si Usted ha sido quién primeramente lo aplicó al tema de las pantallas(tal vez desee compartir cómo llegó a él o esté en algunos de sus escritos), más allá de eso, considero que puede ser muy valiosa su opinión acerca de si estamos en condición de pensar hoy en “aprendizajes ubicuos”,si es algo relevante para la educación y si la escuela tal cuál está pensada los facilita.

Un saludo y muchas gracias,
Marisa

Diego LEVIS dijo…

Marisa, vracias por tus palabras. Efectivamente he sido el primero a referirse a la ubicuidad de la pantalla. La primera edición del libro es de 1999 (el texto está basado en mi tesis doctoral defendida en julio de 1997).
En relación a tu pregunta acerca del aprendizaje ubicuo considero que el aprendizaje por definición es ubicuo. La escuela tradicionalmente se ha visto a sí misma como el único ámbito en la que tiene lugar el aprendizaje de saberes socialmente significativos. SIn embargo, esto, a mi juicio nunca ha sido así.
Sobre este tema he escrito un artículo para un libro editado por el Programa Ceibal que justamente fue publicado esta semana.
Referencias del artículo y enlace a la versión digital
Gracias por tus palabras. Efectivamente he sido el primero a referirse a la ubicuidad de la pantalla, en relación a tu pregunta en relación al aprendizaje ubicuo considero que el aprendizje por definición es ubicuo. La escuela tradicionalmente se ha visto a sí misma como el único ámbito en la que tiene lugar el aprendizaje de saberes socialmente significativos. SIn embargo, esto, a mi juicio nunca ha sido así.
Sobre este tema he escrito un artículo para un libro editado por el Programa Ceibal que justamente fue publicado esta semana.
Referencias del artículo y enlace a la versión digital
Gracias por tus palabras. Efectivamente he sido el primero a referirse a la ubicuidad de la pantalla, en relación a tu pregunta en relación al aprendizaje ubicuo considero que el aprendizje por definición es ubicuo. La escuela tradicionalmente se ha visto a sí misma como el único ámbito en la que tiene lugar el aprendizaje de saberes socialmente significativos. SIn embargo, esto, a mi juicio nunca ha sido así.
Sobre este tema he escrito un artículo para un libro editado por el Programa Ceibal que justamente fue publicado esta semana.
Referencias del artículo y enlace a la versión digital
Levis, Diego (2012) “Tecnomadismo digital: De la escuela moderna a la escuela ciberista. Enseñanza y aprendizaje en la pantalla ubicua” en AAVV (2012), Libro Azul: El modelo CEIBAL. Nuevas tendencias para el aprendizaje. – Montevideo: ANEP/CEIBAL – UNESCO http://dl.dropbox.com/u/43403881/Libro_Azul_Ceibal/Cap_09_Levis_Tecnomadiso_digital_de_la_escuela_moderna_a_la_escuela_ciberista.pdf

Anónimo dijo…

Muy interesante el texto,
Gracias