1999 – “Una revolución, pero de los ricos”

El País Digital – Martes 26 octubre 1999 – Nº 1271
“Una revolución, pero de los ricos”

JAVIER DEL PINO, Providence
La sociedad digital corre el riesgo de convertirse en “una revolución, pero de los ricos”, según Juan Luis Cebrián, porque es un fenómeno capaz de aumentar aún más las distancias entre los países.
En su estado actual, la red todavía es un instrumento inasequible para varias regiones del planeta que quedan al margen de la revolución. En torno al 80% del tráfico internauta se concentra en Estados Unidos, Canadá, Europa, Japón y Australia; de los 200 millones de usuarios de Internet, la mitad de ellos se encuentran en algún lugar de EEUU. Para Cebrián, estas cifras demuestran que Internet pertenece mayoritariamente a los países ricos; su dependencia del desarrollo de las infraestructuras telefónicas hace que la red corra el riesgo de convertirse en una herramienta que profundice aún más la separación entre países ricos y pobres.
No obstante, Cebrián considera que las nuevas tecnologías tienen el potencial de facilitar el intercambio de saberes y de culturas para contribuir al desarrollo de las zonas más pobres del planeta. Internet podría fomentar la “convergencia planetaria” sólo si su crecimiento fuera homogéneo.
El autor de La Red atribuye a Internet la capacidad hipotética de promover un cambio profundo en la civilización, aunque reconoce al mismo tiempo la dificultad que todavía existe para la comprensión del propio fenómeno que representa.
Sobre estas bases, Cebrián expuso en la Universidad de Brown los seis puntos que en su opinión definen la esencia de Internet:

1) La sociedad digital que crea la red es global. La ausencia de fronteras convierte a Internet en un fenómeno planetario.
2) Esta sociedad digital es convergente porque permite la confluencia de culturas y de conocimientos.
3) Internet es un entorno interactivo. Su fundamento es el diálogo y el intercambio de información.
4) La sociedad digital es caótica. Según Juan Luis Cebrián, no hay en Internet jerarquías ni valores, ni existe tampoco posibilidad alguna de ejercer un control sobre su funcionamiento o su extensión.
5) Internet es la cuna de una nueva realidad virtual, asequible únicamente a quienes la crean y participan de ella.
6) La evolución y expansión de la sociedad digital es tan veloz como para hacer pensar en ocasiones que su crecimiento y su funcionamiento están fuera de control.